Psicólogos en Murcia - Psicoclínicas Dr Rivero

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.

Pautas a seguir ante las situaciones que más suelen preocupar a los padres y adultos que rodean al niño

Publicado por en en Psicología Infantil
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 9590
  • Imprimir

Rabietas

En este artículo se recogen algunas pautas a seguir ante las situaciones que más suelen preocupar a los padres y adultos que rodean al niño (rabietas, mentiras, peleas…).

¿Qué podemos hacer para controlar las rabietas?

  1. Intentar negociar con antelación alguna alternativa buena para todos, evitando la rabieta: “Si te aburres cuando mamá esté comprando puedes sentarte y jugar con tu DS”.
  2. Si se sospecha que va a iniciar una rabieta, intentar distraerle y canalizar su energía y atención a una nueva actividad más apropiada: “Dile a papá que prefieres esperar fuera”.
  3. Si ya se inició la rabieta, utilizar la “estrategia de los tres monos”: sordo, ciego, mudo y, si es necesario, desaparecido, hasta que cese la pataleta, siempre que no haga nada peligroso. En este caso sería necesario sujetarle. Una vez que termine el berrinche, alabar su final.
  4. Sacar, si es posible, al niño del lugar, si la rabieta es en público, e informar a los demás de lo que vamos a hacer y porque. 

¿Qué hacer ante conductas inadecuadas?

Aplicaremos la Técnica de Extinción, es decir ignoraremos todas estas conductas (insultos, lloros, cambiar la tele…). Tiene que aprender la asociación entre hacer algo inadecuado-no prestarle atención.  Decirle “No lo hagas más”, “Estate quieto”, “Me voy a enfadar”… es una forma de prestarle atención por lo que seguirá haciéndolo. 

¿Qué hacer si rompen algo?

Cuando hagan algún destrozo premeditado (Hacer un agujero en el mantel porque esté  enfadado por ejemplo) repondrá los desperfectos causados pagándolo de su bolsillo (ya sea con el dinero de la paga, abuelos o colaborando  en trabajos de casa para ganar dinero). 

¿Qué hacemos  si mienten?  

  1. No exagerar nuestra reacción ante la mentira (evitar dramatizar levantando la voz o castigar severamente, o decírselo ante otros).
  2. Analizar cuáles pueden ser los motivos de estas mentiras antes de actuar: “Si has mentido imagino que tendrías miedo a contármelo”.
  3. No alimentar las mentiras pidiendo explicaciones o presionándole para que reconozca los hechos.
  4. Ignorar qué nos dice cuando nos miente, para centrarnos en la inconveniencia del hecho con sus consiguientes consecuencias. “Si me hubieses dicho que se te ha caído el móvil de tu hermana te hubiera ayudado y ella no se habría enfadado tanto”.
  5. Resaltar y reforzar otras capacidades y habilidades. “Aunque no me has contado lo de la mala nota, sé que te gusta estudiar y que siempre intentas hacerlo lo mejor posible”. 
  6. Valorar los pequeños avances y estimular el cambio positivo. “Gracias por contarme lo que ha pasado, de esta manera puedo ayudarte”. 
  7. Hacer ver a los niños que decir la verdad tiene ventajas como que los demás confiarán en ellos y los adultos les darán más responsabilidades y libertades.
  8. Ser un modelo adecuado para los niños. Ellos siempre observan y aprenden de nuestro comportamiento

Peleas entre niños¿Qué hacer si se pelean?

  • Dar ejemplo con nuestro comportamiento, no responder con violencia. 
  • Sancionar por parte de los educadores la conducta de pelarse inmediatamente (retirada de algún privilegio, llevarles a un lugar de la casa donde no hayan juegos –Tempo Fuera- y no prestarles atención hasta que se tranquilicen).
  • Separar a los niños que se están peleando. Si se enfadan porque uno de ellos ha empezado tenemos que decirle, que la próxima vez se lo cuente a papá, mamá o un adulto. Si se enfada porque pierde podemos ponerle algún ejemplo de algún deportista que le guste y enseñarle cómo reacciona esta persona cómo se porta cuando pierde. Ponemos una sanción, pero lo importante es enseñarle al niño cómo puede actuar cuando le pase eso para que no se enfade, no enfadarnos con él. 
  • Mediar en el conflicto para  evitar otras discusiones y que aprendan por si mismos a buscar soluciones.
  • Evitarlo en la medida de lo posible (está levantando el tono de voz, se está poniendo rojo, suda, etc.) en ese momento enseñarle al niño a irse  y contároslo, ya que podéis ayudarle a controlarse…
  • Que expliquen qué ocurrió, qué pretendían y qué consiguieron, el motivo por el que se han puesto así. Y ayudarle explicándole cómo podrían haberlo solucionado.
  • Reforzar todas aquellas conductas incompatibles con la de pelarse, por ejemplo, cooperar, compartir, ayudar, etc.

*Educar a un niño es un reto que conlleva gran responsabilidad. Dar ejemplo, ofrecerle confianza, afrontar conflictos ayudándole a resolverlos, nos ayuda a establecer un vínculo afectivo con el niño donde el dialogo y comprensión están presentes.

 

Calificar el artículo:
URL de las referencias para esta entrada

Éste sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y garantizar su correcto funcionamiento. Puede cambiar la configuración u obtener más información si consulta nuestra Política de Privacidad.

Acepto las cookies de este sitio